Una rutina de estudio para vos

En algún momento de nuestras vidas como músicos, llegamos a un punto en que tocar y tocar no basta, y necesitamos una estructura de actividades diarias para poder avanzar, para alcanzar un nivel mayor con nuestros instrumentos.

Una rutina de entrenamiento, que establezca metas inmediatas, a mediano y a largo plazo, es fundamental. En esto, los músicos no nos diferenciamos de los atletas de alto rendimiento.

Para ayudarte un poco, preparé esta infografía con un esquema básico de una rutina diaria, que podés hacer en unas dos horas, y que te va a acercar a las metas que te has propuesto. Ojalá podás hacerla completa todos los días. Ahora, yo sé que hay días que no tenemos tanto tiempo como quisiéramos. La “versión corta” de la rutina es haciendo los pasos #1, #2 y #3, y dividiendo el tiempo disponible proporcionalmente, respetando eso sí los períodos de descanso.

Por ejemplo, digamos que solo tenés una hora para practicar, entonces podés dividir tu tiempo así:

  • 10 minutos de notas largas, escalas y arpegios
  • 5 minutos de descanso
  • 20 minutos de repertorio
  • 5 minutos de descanso
  • 20 minutos de ejercicios técnicos

Los tiempos de descanso son vitales por dos razones principales: (1) tu cuerpo necesita esos momentos para relajarse, mantener una buena circulación y oxigenación, y para mantenerse saludable por más tiempo. No te quedés sentando, levantate y camina aunque sea para ir al baño; y (2) tu mente necesita esos momentos para cambiar el “chip”, procesar lo que acaba de aprender, y prepararse para lo que viene. Aunque no te sintás cansado, tomá los momentos de descanso y alejate del instrumento. Pueden hacer la diferencia entre un cuerpo sano o una lesión dolorosa que comprometa tu carrera.

Muy bien, aquí te dejo el esquema:

5 partes de tu práctica diaria

Descargar imagen aquí

Un último detalle: lo importante no es cuánto tiempo dediqués a estudiar cada día. Lo que sí es vital es que cuando lo hagás, toda tu atención esté volcada en el proceso, y que te esforcés por alcanzar la mayor perfección posible. Tres horas de tocar cosas a medias y sin atención no te van a acercar gran cosa a tus metas. ¡Media hora a una hora diaria de dedicación exclusiva a tu instrumento puede hacer maravillas en muy poco tiempo!

¡Suerte, y a seguir practicando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close